martes, 20 de diciembre de 2011

Me levanto y miro al cielo, les saludo y les doy los buenos días a todos. Pienso en las últimas sonrisas que he visto o en las más bonitas que recuerdo... Y entonces meto mis pies en las cómodas zapatillas que mi mami me compró con cariño, ya que las otras eran muy frías y me helaba los pies. Me desperezo y sonrío justo antes de salir de mi habitación... Mi vida ya es complicada para que encima me levante malhumorada.
Si si, sé que pensaréis que es imposible, que no se puede ser tan optimista... Pero qué quieres que te diga, es jodida y retorcida, ya tiene unos condicionantes y tienes que acoplarte tú, así que dale una sonrisa. Que se joda, que no vea que sufres. Aunque también puedes permitirte el lujo de llorar a veces o gritar por el enfado, pero es, en normal...

2 comentarios:

Nerea dijo...

Me gusta tu blog!
Y esta entrada....,que tienes razon, es mejor una sonrisa y no estar todo el dia de malhumor!
Te sigo,me sigues a mi?
Un beso!

nadaesfacil dijo...

Claro que si !