martes, 27 de diciembre de 2011

Ella, la mujer que desde pequeñita me ha mimado. Me ha dejado hacer cosas que mi madre no me dejaría y me ha consentido la mayoría de las cosas.
Esa mujer que siempre tenía una sonrisa en la cara... Ahora la ha ido perdiendo.
Son golpe muy duros, primero su marido. Con el cual ha pasado casi toda su vida y más que en los últimos años, era el centro de su vida y atención... Se fue, así de golpe.


Después su madre, esa que aunque estabas lejos, ella sentía la persona más cercana que nadie.
Una llamada a diario, o dos si era necesario. Visitas al pueblo muy a menudo. Y preocupaciones constantes por su salud y por ella...


Pues sabéis ? No es nada fácil para ella, pero aún así cuando llego cada jueves a su casa, la abrazo, le doy un beso y le digo'' Hola yaya, que tal ?'' y en ese momento me responde, ai nieta cada día que te veo estás más guapa ! Yo, pues hija, como quieres que esté ?... Y me sonríe ! si si, me sonríe me mira y entonces la abrazo con todas mis fuerzas y le grito ''Yayi, te quiero mucho que lo sepas !''


simplemente, única !

1 comentario:

Maria :) dijo...

Grr! cuquii te adoro! (L)http://susurrosdefelicidad.blogspot.com/